Un pasajero se arroja al mar

Cuando el vapor correo “Mallorca”, procedente de Valencia, se hallaba a la altura de Calafiguera, los tripulantes advirtieron que un pasajero acababa de arrojarse al mar. El buque se detuvo, y poco después se logró extraer el cadáver del suicida. Por los documentos que se le hallaron entre sus ropas se sabe que se trata de D. Martín Moravieja, natural de Barrachina, que fue secretario del Ayuntamiento de Tortajada (Teruel). Se Ignoran los motivos del suicidio.

Al llegar el correo a Palma se ordeno el traslado del cadáver al cementerio.

Tortajada actualmente forma parte del municipio de Teruel.