Secretario suicida

En enero de 1907 tuvo lugar un incendio en la casa Consistorial de Porto do Son. Y quien ejercía de secretario -Manuel Caamaño- murió envenenado con arsénico, un suicidio, según las noticias de prensa de la epoca.

“El alcalde comunica al gobernador civil que el secretario Sr. Caamaño no ha confesado la causa del suicidio, pero declaró a los medicos, al Juzgado y a algunas personas que habia tomado pequeñas dosis de arsenico.

Añade el Alcalde que desaparecieron con el incendio los libros de actas, el repartimiento de territorial, el presupuesto y la matricula de industrial de este año, y otros documentos que no puede precisarse porque no se hallo el inventario”.

Honorato González Mariño, el alcalde, designó a su hermano Humberto para la vacante del suicida no confeso. Una decisión recurrida ante las autoridades pues la ley no permitía que los secretarios municipales fuesen parientes directos de los alcaldes.