González Alcalde, Faustino

Nacido en Villahoz, provincia de Burgos y partido de Lerma, el 15 de noviembre de 1931.

Era el menor de tres hermanos, vivió su infancia en el pequeño pueblo de Villahoz. Estudia el bachillerato en Burgos. Y tras acabar sus estudios oposita para depositario de fondos de la administración local.

Su primer destino fue Villagarcía de Arosa (Pontevedra), donde conoció a quien sería su esposa Milagros, y allí también comenzó sus devaneos con la política. Tras 10 años en Villagarcía obtiene plaza en Gijón donde llega en 1963 como depositario de Fondos Municipales y se encuentra con otra personalidad de alto nivel intelectual con la que el destino le obliga a medirse continuamente, el secretario general letrado Alfredo Villa, de quien primero fue amigo y después su mayor crítico.

Su inquietud política se desarrolló a partir de 1975, cuando inicia su militancia en el PSOE – «hasta el presente»-, y poco después desempeña el cargo de secretario municipal en la Federación Socialista Asturiana (FSA), bajo la secretaría general de Jesús Sanjurjo.

En la minilegislatura del 82/83, se convierte en Consejero de Economía y Hacienda del Principado bajo la presidencia de Rafael Fernández y, tras las elecciones de 1983 en las que sale elegido Pedro de Silva, continúa en el Gobierno regional como Consejero de interior y Administración Territorial hasta 1987.

Esos cinco años serán los únicos que separen a Fausto del Ayuntamiento, un trabajo que le apasiona. Hasta tal punto que compaginó su trabajo como depositario municipal con su representación en la Junta General del Principado, de la que fue portavoz, diputado e incluso Presidente en 1999, en sustitución de Ovidio Sánchez.

Cuando el Partido Socialista gana las elecciones al Principado, se convierte en el presidente de la Caja de Ahorros de Asturias (Cajastur).

Con la llegada de los 65 años y la jubilación, el tiempo se le multiplica y busca otras alternativas. Bucea en el Ateneo Jovellanos, y en mayo de 2008 será elegido como Presidente de la Sociedad Filarmónica de Gijón, dejando el cargo en agosto de 2016 por problemas de salud.