Marco Antonio Hurtado renuncia a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Palencia

Marco Antonio Hurtado Guerra, concejal del Grupo Municipal Socialista en el ayuntamiento de Palencia, presentó ayer la renuncia a su acta de concejal, después de casi trece años en el Consistorio, los últimos como edil en la oposición. Hurtado tomó esta decisión al no poder compatibilizar su cargo en el Ayuntamiento palentino con su actividad profesional como secretario municipal en Castuera (Badajoz). Esta misma incompatibilidad fue la que le llevó a abandonar las Comisiones de Organización, Personal y Modernización Administrativa y de Cuentas, Hacienda y Patrimonio en las que participó como concejal de la oposición.

El edil socialista –la renuncia no será efectiva hasta el próximo pleno municipal– tuvo que incorporarse a su puesto de trabajo tras la derrota en las elecciones municipales del pasado mes de mayo. Hasta ese momento, Hurtado, como concejal del equipo de gobierno socialista, contaba con una dedicación exclusiva. Pero al no poder mantener la liberación política se ha visto obligado a incorporarse a su plaza de habilitado nacional.

Marco Antonio Hurtado inició su andadura en el Ayuntamiento de Palencia en 1999, cuando, con 28 años, Heliodoro Gallego le incluyó en su candidatura. Su primer cargo en el Consistorio palentino fue el de concejal de Seguridad Ciudadana y también fue designado diputado provincial. Desde entonces ha pasado por otras concejalías como las de Tráfico, Organización y Personal y Deportes y en la anterior legislatura ocupó también la cuarta tenencia de alcaldía.