Fallece Salvador Martín de Molina, secretario jubilado de la Diputacion provincial

Ayer, 29 de junio, fallecía en Jaén, a los 82 años de edad, Salvador Martín de Molina, después de no poder superar los problemas de salud que llevaba padeciendo desde hace varios meses.

Salvador Martín de Molina nació el 2 de mayo de 1934 en Gaucín, un pequeño pueblo de la serranía de Ronda (Malaga) del que siempre hacía gala. Cursó sus estudios de Bachillerato y se licenció en Derecho en la Universidad de Granada. Inicio el ejercicio de la abogacía en 1956, convirtiéndose pronto en un abogado de reconocido prestigio. Aprobó las oposiciones de secretario de administración local, compatibilizando ambas profesiones desde 1965. Ha ejercido su labor profesional como secretario de Ayuntamiento en distintos municipios andaluces, entre los que se encuentran Valdepeñas, Mengíbar, o Torredelcampo, asi como oficial mayor del ayuntamiento de Jaén, alcanzando su máximo exponente al ser nombrado Secretario general de la Diputación Provincial de Jaén, cargo en el que se jubiló. También fue profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén, profesor de IEAL y del CEMCI y de la Escuela de Práctica Jurídica. Académico de Número del Instituto de Estudios Giennenses desde 1992 y Secretario General del mismo desde el 2008.

Salvador Martín de Molina ha sido un destacado jurista. Publicando diversos libros sobre temas profesionales entre los que citamos: ‘Formularios de procedimiento administrativo’ (Jaén, 1981) y ‘Legislación y formularios de lo contencioso administrativo’ (Jaén, 1986).

Además de su labor profesional Salvador Martín destacó por sus incursiones en otros mundos, en los que siempre demostró una exquisita sensibilidad.

Colaboró durante tres años con el diario “Jaén” y durante varios años más, hasta la actualidad, con el periódico Ideal, edición de Jaen.

Ha publicado otros libros como “Josefa Segovia, una gienense universal” y “La cárcel de Jaén”, en el Instituto de estudios Gienneses. Ha realizado también incursiones en la poesía, y en la pintura. En poesía con “Experimentos poéticos en 33 versos” o “Nuevos intentos” y en pintura con diversas exposiciones destacando las siguientes: «Gaucinerías» (Hotel la Fructuosa, Gaucín, Málaga, 2001), «Paraíso Interior» (Caja de Granada La General, Jaén, 2003), «Bosquejos» (Centra, Jaén, 2004), «Sueños y realidades en el Quijote» (Universidad de Jaén, 2005), «De mi entorno íntimo» (Caja Rural y Ayuntamiento de Jaén, 2007). Y una exposición colectiva en Trieste (Italia).

Salvador Martín de Molina era una persona de espíritu universal. Un humanista en el más amplio sentido de la palabra, capaz de adentrarse en todos los campos del saber y del arte. La sociedad jiennense le da hoy el último adiós en el funeral de entierro que se celebra, a partir de las siete y media, en la basílica de San Ildefonso.